El aire acondicionada es considera para muchas personas solamente como un lujo, pero no consideran que en las épocas de intenso calor conducir sin aire acondicionado puede volverse muy peligroso, por lo que es determinante para la seguridad vial que le permitirá a los conductores y pasajeros tener un viaje en las condiciones recomendadas.

Un funcionamiento deficiente del aire acondicionado puede provocar mayores problemas que sólo el acaloramiento de los pasajeros, pues ocasiona que los cristales se empañen haciendo que el conductor pierda visibilidad de la calle, además pueden filtrarse malos olores externos que disminuyen el estado de alerta del conductor y aumentan las probabilidades de sufrir un accidente.

El aire acondicionado es determinante para mantener la seguridad vial, permitiendo a los conductores manejar en las condiciones recomendadas.

Al momento de utilizar el aire acondicionado se deben considerar varios factores, especialmente el clima exterior, no es recomendable que en un día de intenso calor se utilice el aire a su máxima potencia, ya que puede llegar a dañar su vida útil, cuando la temperatura de un coche queda expuesto al sol puede llegar a sobrepasar los 50°C y si se conecta el aire acondicionado en su máxima potencia puede crearse hielo en el circuito que puede perjudicar su rendimiento.

Se debe evitar que la temperatura interior del coche esté por encima de los 24°C para que el conductor no se vea afectado por factores como la fatiga, cansancio, somnolencia, lo mejor que se puede hacer antes de encender el coche es abrir un momento todas las puertas y ventanas, para asegurar que la temperatura concentrada disminuya y entre aire fresco para regular la temperatura con la del exterior.

Y una vez que el conductor y los pasajeros están dentro del coche, se debe regular la climatización, manteniéndose una temperatura entre 21°C y 22°C, lo ideal es que la temperatura interior del coche no baje más allá de los 19°C y no supere los 24°C sobre todo cuando se va a realizar un viaje donde se estará más de una hora dentro del coche.

Como consejos adicionales para cuidar el sistema de climatización y de aire acondicionado se debe realizar anualmente una revisión, esto ofrecerá beneficios donde destaca el poder ahorrar, debido a que se reducen las posibilidades de que el sistema pueda sufrir de graves daños que suelen resultar más costosas; a diferencia de lo que se cree mantener en buen estado el climatizador ayudar a reducir el consumo del combustible, cuando un coche no tiene el aire acondicionado necesita de más energía para poder enfriarse.

Además de debe brindar el cuidado, limpieza y reemplazo de partes como el circuito de entrada de aire, los conductos, el evaporador o los filtros, debe realizarse la revisión una vez al año o cada 15 mil kilómetros; al menos cada 4 años se debe realizar un tratamiento anti bacterias, además de realizar una inspección de posibles fugas, y verificar el estado del líquido refrigerante, y más.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México