La amaxofobia es el miedo a conducir, y muchas personas alrededor del mundo lo padecen.

La amaxofobia se produce antes o durante una situación que implique manejar un coche. Las causas más frecuentes que pueden provocarlo son:

  • Falta de confianza y experiencia de la propia persona para manejar. 
  • Experiencia de sufrir un accidente de tráfico. 

Este tipo de fobia suele ser más frecuente en mujeres que en hombres, pero es importante que no se confunda con la sensación de inseguridad al volante. La diferencia de presentar una fobia está en que puede incapacitar y condicionar a una persona para realizar conductas que eviten manejar.

Aproximadamente un 30% de la población mundial tienen amaxofobia.

Síntomas más comunes de la amaxofobia:

  • Sensación de perder el control. 
  • Ansiedad y miedo a la hora de querer manejar.
  • Incapacidad de relajarse a la hora de manejar un coche.
  • Dependencia de otras personas para transportarse.
  • Pensamientos distorsionados y catastróficos para manejar.
  • Sudoración en las manos, palpitaciones, problemas en la visión, sensación de desmayo a la hora de manejar un coche.
  • Se siente incomprendida por su entorno, generando baja autoestima y autoconfianza que crea obstáculos para superar el problema.

3 tipos de personas que pueden desarrollar amaxofobia:

  • Conductores con experiencia que sufren un ataque de ansiedad o pánico mientras conducen, provocado por una situación de estrés.
  • Conductores que desde el inicio han tenido cierto miedo a conducir y que con el paso del tiempo empeoró.
  • Personas que han sufrido un accidente de tráfico, causando un trastorno de estés post traumático.

Tratamiento de la amaxofobia

Para poder comenzar con un tratamiento, la persona que lo padece debe ser consciente de que tiene un problema y debe estar dispuesta a querer cambiar o superar la situación que le incapacita.

La solución más eficaz para resolver este problema es acudir a terapia para que examine las causas de tu miedo a conducir y la manera de superar esta fobia; el objetivo es tener un mejor control emocional y habilidad para manejar.

Entre las técnicas terapéuticas que se utilizan para tratar esta fobia, se encuentran:

  • Técnicas sencillas de relajación.
  • Respiración profunda.
  • Simulacro de realidad virtual.
  • Exposición en vivo a la situación.

Recuperarse de esta fobia lleva tiempo, será necesario realizar pequeñas acciones, que ayuden a superar el problema poco a poco, hasta poder manejar con normalidad.

Ancona Autopartes ubicada en la península de Yucatán

promociones ancona autopartes