Los amortiguadores son componentes individuales, que son de vital importancia para el sistema de suspensión de distintas clases de transportes como coches, motocicletas, aviones, lo que permite controlar los movimientos para convertir la energía cinética en térmica, los amortiguadores se encuentran entre el chasis y las ruedas de los transportes antes mencionados; es decir que se encargan de poder mantener la seguridad activa de los transportes, por ejemplo los amortiguadores son los encargados de proteger un coche de golpes, impactos y vibraciones, estos cuidan tanto que los pasajeros se encuentren seguros durante el viaje, como proteger al resto de los elementos del coche.

Los amortiguadores se encargan de brindar principalmente 3 factores:

  • Seguridad
  • Estabilidad
  • Maniobrabilidad

Cuando se tienen amortiguadores delanteros desgastados, sólo ocasionan que al momento de frenar, el mayor peso del coche se transfiera a las llantas delanteras, y esto ocasionará que no se responda rápidamente para poder realizar las maniobras repentinas. Los amortiguadores que presentan fallas, generan que el coche tenga menor contacto con el suelo, lo que genera que las llantas comiencen a desgastarse de forma desigual; y cuando sucede esto además de tener que cambiar los amortiguadores se necesitarán cambiar las llantas.

Es por eso que la importancia de mantener siempre los amortiguadores en buen estado radica en que los amortiguadores que se encuentran demasiados rígidos, aunque ofrezcan una mayor estabilidad, el confort se ve reducido al momento de que se cumpla su función, y por el contrario, cuando se encuentran demasiados blandos puede ocasionar una mayor comodidad pero la pérdida del control del coche puede presentarse en cualquier momento, poniendo en peligro la seguridad de los pasajeros y del coche mismo.

Algunos de los signos que se deben tener presentes para detectar amortiguadores desgastados son:

  • Poca estabilidad del coche
  • Pérdida de control y maniobrabilidad
  • Aumenta la distancia del frenado
  • Manejo incómodo y ruidoso
  • Pérdida de tracción y dirección
  • Desgaste irregular de las llantas

Existen diferentes tipos de amortiguadores:

  • Hidráulicos
  • Hidráulicos con válvulas
  • De doble tubo
  • Monotubo

Los amortiguadores se encargan de que las ruedas siempre se mantengan en contacto con la calle, por lo que tienen un control total de la dirección, es importante estar al pendiente de cuando es el momento ideal para cambiarlos, y esto puede depender de las distancias que se han recorrido, que por lo general deben cambiarse cuando se recorren 80,000 km y 100,000 km, aunque también puede depender de otros factores como:

  • Forma de conducir
  • Estado de las llantas
  • Calidad de la marca

Los amortiguadores son una pieza del coche que puede encontrarse en refaccionarias de autopartes, en Ancona contamos con estas piezas fundamentales para el sistema de suspensión, para ayudar a controlar cómo se comportan las ruedas al momento de tener interacción con el camino, y poder tener un viaje seguro.

> Te puede interesar leer nuestra nota: Riesgos de manejar con amortiguadores desgastados

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México