El anticongelante para el coche es un compuesto que se le añade al refrigerante y ayuda a que el motor dure muchos años.

El líquido refrigerante es esencial para tener un correcto funcionamiento del motor del coche, ya que absorbe el exceso de calor que se genera cuando el motor se encuentra en marcha con una temperatura de 90°.

Este líquido se compone de un anticongelante concentrado que se diluye en agua destilada, contiene aditivos que favorecen la fluidez para limpiar y mantener en perfecto estado el circuito de refrigeración y que este no se solidifique ni se rompa cuando las temperaturas bajen.

El color característico del anticongelante es de color amarillo o verde fluorescente debido a que el compuesto químico del agua no tiene olor ni sabor, se agrega el color para distinguirlo del agua y que no se confunda.

El anticongelante debe cambiarse cada año, para garantizar que sus características no se pierdan. La importancia que tiene es por la función de proteger el sistema de enfriamiento de los motores contra la corrosión y la oxidación, absorbiendo el exceso del calor del motor para mantener una temperatura ideal que no cause graves averías.

Muchos conductores suelen utilizar el término de líquido refrigerante y anticongelante de la misma manera, pero siempre debe utilizarse el líquido que sea adecuado para el motor y no hacer mezclas con diferentes productos, en caso de no contar con anticongelante y que en el tablero del coche se marque la falta de este líquido se puede usar solo agua en su lugar, pero debe complementarse después con el anticongelante.

*Si llevas mucho tiempo sin cambiar el anticongelante este pierde sus propiedades, lo que puede ocasionar problemas como que el motor no arranque debido a que los componentes móviles se encuentran congelados, y si intentas prender el coche el motor puede bloquearse o romper el circuito de refrigeración.

Si se tienen temperaturas realmente bajas el líquido refrigerante se congelaría si no contara con la suficiente capacidad anticongelante; es por esa razón que se debe revisar periódicamente el nivel del depósito para rellenar con anticongelante concentrado cuando haga falta.

Existen diferentes tipos de anticongelantes, algunos no pierden sus propiedades con la misma rapidez pero es necesario conocer el tipo de anticongelante que utiliza tu coche o moto.

  • Anticongelante orgánico: contienen aditivos de protección que le brindan versatilidad y durabilidad.
  • Anticongelante inorgánico: tiene silicatos, minerales que se degradan con el paso del tiempo.
*Se debe consultar el manual del coche para saber que producto debe utilizarse, si utilizas un anticongelante inadecuado puedes perjudicar el rendimiento del coche.

Antes de cambiar el líquido anticongelante considera lo siguiente:

  • La temperatura de congelación debe ser baja para que no aumente el volumen del líquido y no se rompa el circuito de refrigeración.
  • Debe fluir fácilmente, por lo que la viscosidad debe ser baja.
  • Debe ser anti corrosivo para evitar la formación de depósitos sólidos y la acumulación de calcio en el sistema de refrigeración.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México