La conducción eficiente es un modo de conducir el coche logrando un bajo consumo de gasolina a la vez que se reduce la contaminación ambiental, se obtiene un mayor confort en la conducción y una disminución de riesgos en la carretera.

Algunas claves para tener una conducción eficiente que proteja el vehículo y te permita ahorrar dinero son:

  1. Encender el motor sin pisar el acelerador

En los vehículos propulsados por gasolina la marcha debe iniciarse inmediatamente después de arrancar el motor. En los motores diesel, se esperan unos segundos antes de iniciar la marcha, de esta manera el aceite llegará en condiciones adecuadas a la zona de lubricación.

La práctica de calentar el coche que por algún tiempo se volvió costumbre ahora ya no es necesaria gracias a los avances de la mecánica moderna, sí lo haces únicamente estarás gastando gasolina innecesariamente.

  1. No sobre revolucionar el coche

Circular en el mayor tiempo posible con las marchas más largas y a bajas revoluciones hará que de esta manera se consuma menos, es decir que conducir un coche cerca de su torque máximo es la mejor manera de garantizar que el consumo sea el necesario.

  1. Planea siempre tus recorridos

Una buena anticipación y una distancia de seguridad adecuada harán que la conducción sea mucho más eficiente, nos permitirá advertir con suficiente antelación posibles imprevistos que puedan surgir, y deberá ampliarse al máximo nuestro campo visual dentro de la vía.

  1. No abuses del aire acondicionado

Utiliza el aire acondicionado sólo cuando sea necesario, es uno de los accesorios con mayor incidencia en el consumo del combustible, aumentándolo un 15%, por  eso es recomendable mantener la temperatura entre 21-22 ºC.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México