En la temporada de lluvias se deben tomar siempre mayores precauciones durante la conducción para evitar accidentes, o quedarse atrapados en una calle inundada. Es una realidad que cuando comienza a llover la conducción suele cambiar manejando cuidadosamente y tratando de llegar lo más pronto posible al trabajo o al hogar, pero en ocasiones la conducción que se tiene no es la adecuada.

En temporadas de lluvia se debe tener una conducción segura y un mantenimiento del coche adecuado para evitar percances.

Las condiciones de las calles suelen verse afectadas por la temporada de lluvias, algunos efectos que suelen causar son:

  • Caminos resbalosos.
  • Calles inundadas.
  • Baches en las calles.

Estas malas condiciones afectan nuestro coche creando corrosión, y perdiendo la eficiencia en los frenos, si se pasa por una calle inundada se puede ahogar el motor  y puede llegar a afectarse el motor y el sistema eléctrico.

Los riesgos que puede sufrir tu coche en temporadas de lluvia afectan varias partes:

  • Batería del auto, el frío y la humedad constante ocasionan que la vida de la batería se reduzca.
  • Llantas, si no se tiene la cantidad suficiente de aire pueden patinar en calles resbalosas, una mayor presión ayudan a dejar fuera el agua del camino.
  • Frenos, se puede crear una entrada de aire o agua y afectar su correcto funcionamiento.
  • Parabrisas, el agua obstruye la visión y cuando se seca deja suciedad que afecta de igual manera la visión del camino.
  • Los sellos de goma se pueden desgastar o romperse con el tiempo y crearse fugas o acumulación de agua, limpia la basura que se acumula alrededor de los sellos.

Te presentamos algunos consejos para tener una conducción segura en condiciones de lluvia fuerte:

  • Respeta los límites de velocidad, procura mantener una velocidad constante no tienes que acelerar porque podrías perder el control de tu coche, ni tampoco debes reducir tu velocidad al mínimo ya que solo se ocasionaría tráfico.
  • Mantén una distancia adecuada entre cada coche para mantenerte seguro y que tu visibilidad no se vea reducida cuando las llantas de los coches echen exceso de agua en tu parabrisas.
  • Mantente visible para todos los coches y peatones, enciende las luces exteriores para hacerte notar y en caso de que no visualices la calle bien prende las luces intermitentes, si conduces asegúrate de también tener visibilidad para ti, evita los empañamientos con el aire acondicionado o limpiando con papel para ver bien la carretera.
  • Evita los movimientos repentinos, cuando la calle se encuentra mojada se tiene una menor adherencia, para tener la seguridad de que tus llantas pueden resistir estás condiciones debes verificar que la garantía lo menciona.
  • Presta mucha atención a la calle para asegurarte que el nivel del agua que se tiene te permita pasar sin mayor problema, si no logras visualizar la banqueta es mejor evitar pasar por esa zona.

Mantén una velocidad prudente y respeta las distancias entre coches para mantenerte seguro.

> Te puede interesar leer nuestra entrada: El aquaplaning genera un susto en carretera

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México