Los rines son importantes para el desempeño del coche así como un elemento indispensable de la llanta, pues es la pieza que mantiene su forma y conexión con el coche

Los rines son una de las partes más importantes de los coches, existen de diversos tamaños, formas y dimensiones. Aunque para algunos solo lo consideran como el metal que sostiene la llanta, estos tienen un propósito y una función esencial en la manera que corre nuestro coche.

Estos elementos ofrecen el control, estabilidad y comodidad adecuada para conducir

Existen cuatro tipos de materiales que utilizan los rines y cada uno tiene sus propias características:

  • Acero

Solían ser los más comunes hasta que aparecieron los de aluminio, su costo es económico comparado con los demás, elaborado con un material realmente resistente pero también suele ser pesado, aunque al ser acero maleable al momento de ser golpeados solamente se doblarían sin quebrarse y su reparación sería más fácil. Son excelentes para uso en terracería.

  • Aluminio

Son los más comunes en la actualidad, por lo que al adquirir un coche nuevo los rines ya son de este material, el aluminio es muy ligero por lo que ayudan a que el coche se sienta más veloz, y aunque son resistentes son menos duros que el acero por lo que las posibilidades de que se dañen son mayores. Tienen un uso urbano.

  • Magnesio

Estos rines son similares a los de aluminio, pero con mayor resistencia y ligereza, siendo que no se doblan con facilidad, y precisamente por sus propiedades se vuelven más caros, no se recomienda utilizarse en camino y carreteras de terracería porque tienden a oxidarse. Se utiliza en coches de carrera.

  • Aleación

Los rines están hechos de una combinación de aluminio y otro metal, por ejemplo de magnesio, son rines de buena calidad por las características de los elementos combinados, pero debido a su producción son más costosos, suelen ser resistentes y ligeros. Se encuentras en coches de gama media alta y de lujo.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México