En ocasiones los coches pueden sufrir desgastes prematuros o sobrecalentamientos, por consecuencia de no brindar la atención adecuada al sistema de enfriamiento.

El sistema de enfriamiento es fundamental para tener un buen funcionamiento en el motor del coche.

Problemas comunes del circuito de enfriamiento

  • Aumento excesivo de la temperatura.
  • Pérdida de líquido refrigerante.
  • Mezclas entre el líquido refrigerante y el aceite del motor.

El sistema de enfriamiento de un coche se compone de varios elementos, entre los que destacan:

  • Radiador.

El radiador funciona mientras se está manejando para ayudar a disminuir la temperatura del líquido refrigerante. Es importante revisar que se encuentre en buen estado, no debe tener fugas o presentar obstrucciones.

En caso de que el radiador presente problemas se puede originar el sobrecalentamiento, ya sea por suciedad o por pequeños impactos.

> Te puede interesar leer la entrada Fallas comunes que presenta el radiador del coche.

  • Ventilador

La función del ventilador es crear un flujo de aire hacia el radiador, de tal manera que pueda disipar el calor cuando la conducción del coche no genere suficiente corriente; esto suele ser muy común al manejar por la ciudad.

  • Bomba de agua.

La bomba de agua se encarga de que el agua circule por todos los elementos del sistema de enfriamiento, a una velocidad proporcional a la del propio motor.

Este elemento mantiene un contacto directo con el radiador, aspirando el líquido refrigerante y manteniendo una temperatura adecuada, regulada por el termostato.

Cuando la bomba de agua pierde líquido, el circuito comienza a estar expuesto a sobrecalentarse, ocasionando averías.

  • Termostato.

El termostato ayuda a que los motores funcionen con la temperatura adecuada; según se requiera, bloquea o abre el paso de agua al radiador.

Para tener más información sobre el tema puedes leer nuestra entrada ¿Qué es el termostato del motor y cómo funciona?

  • Líquido refrigerante

El líquido refrigerante, también conocido como anticongelante, es el que recorre el circuito ayudando a disipar el calor; siempre debe utilizarse el adecuado siguiendo las recomendaciones del fabricante del coche.

*Es necesario cambiarlo cada 2 años aproximadamente, esto ayudará a evitar el deterioro y mantener limpio el circuito de refrigeración. 

                         Visita nuestra sección de productos para encontrar lo que necesitas.

Para cotizar piezas del sistema de refrigeración en Ancona, proporciona el modelo, año y litraje de tu coche.

> Te puede interesar leer nuestra entrada Conoce las bombas de agua y aceite de tu coche.

Ancona, refaccionaria ubicada en la Península de Yucatán