En ocasiones puede volverse todo un reto el mantener un coche en óptimas condiciones, no sólo se deben tomar en cuenta los cuidados mecánicos porque eso no lo es todo, también se debe tener en cuenta la limpieza del coche.

Tal vez a simple vista no se logre identificar nada que esté generando mal olor, pero puede resultar incómodo para los acompañantes un desagradable aroma del coche.

Dentro de los olores que suelen estar en el coche son: el olor a cigarro (el más común), humedad, basura, comida y aromas grasos. 

Por esa razón y para evitarte momentos vergonzosos te compartimos algunos remedios caseros para disminuir o desaparecer esos malos olores.

  • Lo primero que debes hacer es lavar el coche completamente, y para eso primero tendrás que ir sacando del interior toda la basura y objetos que no ocupes y tengan mucho tiempo ahí.

  • Para eliminar los restos de polvo, tierra, migajas o pelos de animales tendrás que aspirar el interior, tanto la alfombra como los asientos. Si tus asientos son de piel, pasa un trapo húmedo quitando cualquier exceso de grasa.

  • Con un paño suave y líquidos especiales, tendrás que lavar todos los plásticos tales como el tablero, tapas de las puertas, etc. Además de los vidrios.

  • La cajuela también debe limpiarse constantemente ya que de ahí pueden provenir bastantes olores hacia la cabina.

  • Comprueba que el coche no tenga filtraciones de agua hacia el interior, esto puede ocasionar el aroma a humedad.

Para eliminar malos olores del coche se utiliza el bicarbonato de sodio, espolvoreando sobre alfombras y asientos una vez que se hayan aspirado.

Lo ideal es llevar el coche con los profesionales en limpieza, aunque en ocasiones podría resultar costoso si los malos olores persisten es mejor acudir a ellos.

Recuerda que nuestro coche es como nuestra segunda casa y no debemos descuidarlo

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México