A diferencia de los coches una motocicleta no cuenta con las mismas condiciones de seguridad que pueden serle de utilidad en un accidente de tránsito, es por eso que conducir una motocicleta suele ser un peligro si no se toman las medidas de seguridad correspondientes.

La lluvia es uno de los factores externos más frecuentes en los accidentes de tránsito en el mundo.

Es importante tomar en cuenta que la lluvia al ser un factor relevante al momento de conducir, en los días lluviosos se tiene que reducir la velocidad normal a la que se está acostumbrado a usar, inclinarse menos en las curvas y tener una mayor anticipación de pasar posibles obstáculos.

Tomar una curva, frenar, cambiar de carril o cruzar intersecciones necesita más tiempo de planeación y anticipación  por parte del conductor.

Algunas recomendaciones para evitar estos accidentes cuando se va en una moto son:

  • Evita conducir con un casco con la visera empañada, pues esto puede afectar tu visibilidad.

  • Realiza paradas durante el recorrido para evitar calambres por el frío y otros efectos en el cuerpo.

  • Si no tienes mucha experiencia conduciendo motocicletas, evita hacerlo en momentos de lluvia.

  • Evita zigzaguear entre carriles cuando llueve, puesto que con este clima los conductores tienen menos visibilidad y poca adherencia al asfalto y pueden realizar maniobras peligrosas de adelantamiento sin la precaución adecuada.

  • Revisa constantemente que funcionen adecuadamente las luces de la moto, pues son fundamentes para evitar accidentes ya que dan visibilidad al motociclista.

  • Al llegar a tu destino, seca las partes de la moto que se mojaron por causa de la lluvia: los controles, los discos, el manilar, etc.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México