Antes de viajar por carretera es muy importante hacer una revisión completa del coche para verificar que todo esté en orden, y no existan fallos que puedan ocasionar que el coche se quede tirado en carretera y esperar hasta que alguien venga a auxiliarnos, pero aún con todas estas precauciones generales que se toman, en la mayoría de los casos los coches suelen quedarse tirados por las averías.

Con el paso de los años, los servicios de asistencia técnica en carretera tienen más trabajo

Las averías en carretera siempre han sucedido, por lo regular cuando haces un viaje por carretera es probable que hayas visto algún coche tirado en el camino, si es que no has sido tú el que tenga ese problema, son una serie de factores como la despreocupación o la crisis, que vuelven más probable que se dé una situación así.

Evita quedarte tirado en carretera y conoce cuáles son algunos de los motivos principales por los que un coche puede quedarse tirado y solicitar asistencia técnica:

  1. Averías mecánicas

Las averías mecánicas son el motivo principal por el que los coches se quedan tirados en las carreteras, representando prácticamente la mitad de las solicitudes de asistencia técnica. Las averías suelen presentarse por:

  • Desgaste de correa de distribución.
  • Sobrecalentamiento del motor.
  • Mantenimiento mínimo.
  • Coche viejos.

Los factores del clima o el estado de una carretera también pueden influir en estas averías, pero eso ya no depende tanto de nosotros, por lo que es importante darle mantenimiento al coche con revisiones cada determinado tiempo.

  1. Sistema eléctrico y batería del coche

El sistema eléctrico y la batería del coche son el segundo motivo por el que se solicita asistencia técnica en carretera, esto suele presentarse por:

  • Sistema de encendido.
  • Fallo en la batería.
  • Fallo en el alterador.

El sistema de encendido ha representado la avería más común, pero aquellas baterías con más de cuatro años de antigüedad representan un riesgo mayor, al igual que con el motor se debe hacer una revisión periódica,  y prestar atención a los fallos en el alterador, ya que está conectado con sistemas críticos del coche.

  1. Llantas

Los problemas en las llantas, pueden deberse a diferentes circunstancias, por lo que también es importante tener una revisión periódica de la presión, el dibujo, que no presenten anomalías, cortes, etc. Pueden presentarse:

  • Suspensión averiada.
  • Dirección averiada.
  • Problemas en los frenos.
  • Llantas ponchadas.

La mejor solución para evitar estos problemas es tener una llanta de repuesto, o un kit de emergencia que pueda reparar una llanta.

  1. Falta de combustible

Este problema no es extraño, y aunque no es una avería, suele pedirse asistencia técnica, y esta puede solucionarse fácilmente, sólo dependerá del coche y de dónde se encuentre una gasolinera cercana, para poder continuar el viaje.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México