Conducir un coche implica una gran responsabilidad por parte del conductor, tanto para llegar a su destino con tiempo y en buen estado, como para los otros conductores y peatones, es por eso que conducir es una actividad que debe realizarse tranquilamente, sin estrés ni distracciones, y sobre todo se debe evitar conducir cansados.

Un accidente de tránsito puede derivarse de distintos factores, pero uno de los principales es la fatiga o cansancio, la cual suele ser ocasionada por el conductor.

Aunque se considera algo normal manejar cansados, después de un día de trabajo o de estudio, es importante saber identificar cuando estamos en óptimas circunstancias de manejar y cuando debemos evitarlo pidiendo ayuda a algún compañero o usando transporte público.

Algunos de los signos más comunes para detectar la fatiga al conducir y prevenir accidentes son:

  • Dificultad para concentrarse al manejar.

  • Parpadeos constantes.

  • Visión borrosa.

  • Adormecimiento de brazos y piernas.

  • Movimientos inquietos y constantes.

  • No respetar las señales de transito.

  • No poder controlar el coche.

Sí conducir cansados en una ciudad suele causar grandes accidentes, cuando se maneja cansado en la carretera los resultados la mayor parte del tiempo suelen ser fatales.

Tomar medidas de prevención al conducir nunca está de más, por lo que antes de salir a carretera es recomendable seguir estos 3 consejos:

  • Define el camino a seguir y lleva un mapa de carreteras, o verifica con tu celular y GPS que la dirección y el camino sea el correcto.
  • Revisa cuidadosamente las condiciones en las que se encuentra tu coche: motor, batería, tanque de gasolina, llantas, luces y frenos, y en caso de requerirlo cambia lo dañado.
  • Incluye una caja de herramientas, como llantas de repuesto, gato hidráulico, triángulos y botiquín para emergencias.

> Te recomendamos leer la nota: Revisa tu coche antes de tener un viaje en carretera

Cuando te encuentres en carretera es vital seguir una serie de condiciones que te ayudarán a llegar a tu destino sin ningún accidente:

  • Respeta siempre los límites de velocidad.
  • No manejes si bebiste alcohol o estás bajo el efecto de sustancias químicas.
  • Mantén una distancia adecuada con otros coches, en caso de lluvia la distancia debe ser el doble de lo habitual.
  • Evita manejar con distracciones como el celular u otros dispositivos móviles.
  • Mantén las luces encendidas para una mejor visión del camino.
  • Utiliza las intermitentes para realizar cambios de carril o alguna otra acción.
  • Utiliza siempre el cinturón de seguridad, al igual que los demás pasajeros.
  • Realiza paradas de descanso cada dos horas.
  • Los niños deben usar sillas especiales de seguridad.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México