En México, las muertes por accidentes de tránsito representan la segunda causa de muerte en la población joven de 15 a 29 años

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que en México no existe una ley a nivel nacional que pueda castigar a una persona por conducir un coche bajo sustancias como el alcohol, además de exceder los límites de velocidades, que no se utilice el cinturón de seguridad, tanto el conductor como los pasajeros, no contar con las medidas preventivas correspondientes para los menores de edad, así como que los motociclistas y ciclistas  no utilicen un casco y ropa adecuada para conducir.

Por todo lo ya establecido la OMS, advierte que el país mexicano debe adoptar leyes adecuadas sobre factores de riesgo, pues las poblaciones más vulnerables son los peatones, ciclistas y motociclistas, quienes son los que conforman el 45% del total de las muertes que se viven al año. Además se tiene registrado que la tasa de mortalidad es de 15.9 decesos por cada 100mil habitantes, causando entonces un promedio de 16 muertes, en donde México ocupa el lugar 23 de 31 naciones.

La Asamblea General de las Naciones Unidas formuló una declaratoria para alentar a los Estados miembros a sumarse a un Decenio de Acción para la Seguridad Vial que abarcaría los años 2011-2020. El Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, expuesto por el grupo de colaboración de Seguridad Vial de Naciones Unidas, propone estrategias y acciones para alcanzar la meta de disminuir al 50% los heridos y victimas mortales por accidentes viales en diez años.

En México, esta iniciativa es liderada por la Secretaría de Salud, la cual ha convocado a autoridades y representantes de organismos públicos, privados y sociales vinculados a este tema tanto de la República Mexicana como de Iberoamérica y el Caribe, para que participen y se sumen al llamado internacional.

De acuerdo a un Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial (OMS, 2015), en el mundo los accidentes de tránsito de vehículo de motor (ATVM) provocan cada año:

  • El fallecimiento de 1,25 millones de seres humanos
  • Entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos
  • La muerte de casi 600 mil peatones, ciclistas o motociclistas

Las calles de las ciudades concentran al 93% de los accidentes viales, por lo que la planificación de formas sustentables de transporte que puedan mejorar la seguridad vial es una prioridad para el desarrollo de ciudades más prósperas y habitables. Es por eso que la legislación sobre seguridad vial ayuda a mejorar el comportamiento de las personas en las vías de tránsito y permite reducir los accidentes de carretera, así como los traumatismos y muertes derivados de estos, sobre todo aquellas leyes relativas a los cinco factores de riesgo más importantes, y que afectan a la seguridad vial: la velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, el uso del casco cuando se circula en motocicleta, el uso del cinturón de seguridad y el uso de sistemas de retención infantil.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México