Es muy frecuente que diversos conductores realicen malos hábitos que pueden serles de beneficio o los ayudan en algunas circunstancias de prisa pero que pueden ocasionar accidentes que afecten tanto a los demás conductores como a los peatones. Ya sea porque es tu propio coche, prestado por algún familiar o amigo, o alquilado a alguna tienda se debe tener el debido cuidado para manejar adecuadamente y no poner en peligro la seguridad propia, de los pasajeros y los demás conductores.

Las malas prácticas que realizan los conductores aumentan el riesgo propio de generar una situación de emergencia.

Algunas de las malas prácticas que los conductores realizan frecuentemente son las siguientes:

  • Conducir esquivando coches

Suele ser muy común que cuando un conductor tiene prisa por llegar a algún lugar, empieza a esquivar a los demás conductores y comienza a zigzaguear entre coches a la menor oportunidad, provocando que se realicen movimientos bruscos que pueden tomar por sorpresa a los demás conductores y que por ir a una velocidad mayor a la recomendada pueda toparse con algún obstáculo que le haga realizar una mala maniobra que puede ocasionar un accidente de tráfico.

  • Cambiar una llanta a media calle

Cuando alguna de las llantas de tu coche se ve afectada en medio de la carretera es importante tomar precauciones ya sea para proceder al cambio de la llanta tú mismo, o para esperar la asistencia, nunca se debe cambiar una llanta invadiendo otro carril, ni siquiera un poco, además se deben tener las luces de emergencias prendidas y colocar los triángulos en la distancia correspondiente para alertar a los demás conductores. Si te acompañan más personas no deben invadir los carriles ni distraer a los demás conductores durante la espera, lo mejor es que esperen cerca del coche.

  • Remolcar un coche sin grúa

Ya sea por falta de gasolina, o por algún otro problema donde el coche no pueda encender, es importante que en las carreteras y en la calle sea una grúa quien ofrezca el servicio para transportar el coche al lugar que le sea indicado, esto es para que algún otro coche que quiera ayudar no sufra daños, ni cree daños en las defensas, aunque un coche puede hacerlo siempre y cuando se tengan las correctas condiciones de seguridad.

  • Utilizar las luces incorrectamente

Al momento de conducir es importante verificar, y sobre todo si se va a manejar en la noche, que las luces del coche funcionen adecuadamente para que los demás conductores puedan tener la suficiente visibilidad de las maniobras que se vayan a realizar, además las luces se deben utilizar en el momento adecuado, uno de los mayores problemas que suelen verse es que las personas no utilizan las direccionales para avisar que van a doblar, o que utilizan sus luces de estacionamiento para doblar.

  • Usar el celular al conducir

El uso del teléfono está totalmente prohibido al momento de conducir, muchos accidentes suelen ser ocasionados por estar distraídos en el celular, y aunque hay muchas cifras que señalan los accidentes los conductores siguen haciendo uso del celular, teniendo una pérdida de atención que puede provocar accidentes.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México