Invertir en un coche usado puede ser una excelente opción porque suele ser menos costoso ya que no se paga la depreciación de los primeros años, pero es importante verificar en qué estado se encuentra el coche antes de decidir por comprarlo.

La compra de un coche supone ser una gran decisión, por lo que es importante verificar ciertos puntos antes de comprar uno

Algunos de los puntos que debes revisar antes, son los siguientes:

  1. Revisa el historial del coche

Para revisar el sistema eléctrico se debe verificar que tanto las luces enciendan, al igual que las direccionales, limpia parabrisas, el stop y que las luces del tablero funcionen; para revisar la suspensión se debe verificar que el coche no sea ruidoso, y al pasar por topes no brinque, sino que la sensación sea firme y no golpeada.

Con el motor encendido se revisa la transmisión automática siendo que el líquido este al nivel y revisando que no se presenten fugas de agua, aceite o anticongelante, además el motor no debe vibrar ni tener ruidos extraños y que no se presente humo del escape; además las bujías no deben estar mojadas, ya que esto habla de grietas en los anillos del motor.

  1. Verificar el kilometraje por año

Si el motor del coche tiene entre 12,000 y 15,000 kilómetros por año se considera que ha tenido un uso normal, hay quienes consideran que hasta 20,000 kilómetros al año está en un uso normal, pero si ese dato es superior es importante preguntar dónde fue utilizado y penalizar el precio, ya que cuando se excede los costos del mantenimiento del motor se elevan, por lo que sería mejor encontrar otro coche.

  1. Estado del coche en interiores y exteriores

Parte importante que debe verificarse del coche es la pintura de todo el vehículo, por lo que debe revisarse que todo esté en orden, además se debe revisar que la tapicería no este desgastada o rota, los asientos no estén flojos, que el techo que no esté roto o quemado, y el tablero no debe presentar agrietamientos o resequedad.

Revisa las llantas para ver el desgaste y que ninguna esté descuadrada; los frenos deben ser silenciosos, rápidos y de emergencia, y el pedal debe ser sensible al frenado; el radiador no debe estar oxidado o con corrosión y mucho menos tener fugas, y finalmente ninguna manguera se debe encontrar rota o en mal estado.

  1. Papeles y trámites en regla

Si compras el coche a un particular es importante considerar que el número de serie se encuentre en la factura y coincida con la tarjeta de circulación, al igual que con el que se encuentra en el auto en la parte inferior del parabrisas o en el marco de la puerta del conductor.

También se deben revisar los antecedentes del coche, para conocer el historial de propietarios, el título, puntos de servicio, tenencias, infracciones y verificaciones al día, ya que estos gastos podrían volverse de uno si no se encuentran al día o presentan problemas.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México