La batería de un coche es un acumulador que se encarga de proporcionar energía eléctrica, para que el motor pueda arrancar y el sistema eléctrico general del coche funcione.

La función principal del acumulador es proporcionar corriente para arrancar el motor del coche.

La cantidad de corriente puede variar dependiendo de cuántos accesorios eléctricos tenga el coche, siendo que a mayor equipamiento se requerirá de mayor energía.

El acumulador puede complementar las demandas de corriente del coche, siempre que excedan las que puede satisfacer el sistema de carga, por ejemplo, si el motor trabaja a una baja velocidad el acumulador tendrá que complementar la corriente necesaria.

El acumulador debe ser capaz de proveer al coche la energía eléctrica necesaria en caso de presentarse alguna falla.

Un acumulador puede tener un conjunto de 9 placas, cinco negativas y cuatro positivas, unidas de manera alterna por medio de un puente con capacidad de 2 voltios cada una, dependiendo de su capacidad; cada celda produce una reacción química que se convierte en eléctrica.

Razones por las que se echa a perder un acumulador

  • Falta de uso, cuando el coche no se utiliza en mucho tiempo comienza a descargarse, y permite la acumulación de agua en lugar de ácido y sus reactivos químicos.
  • Residuos, si la batería no tiene un correcto mantenimiento se puede acumular el óxido y sulfato, dificultando la carga adecuada y acumulándose agua.
  • Accidentes, los movimientos bruscos al momento de tener un accidente pueden generan fugas de ácido.
  • Otros riesgos, si no prestas atención al estado de tu acumulador podrías llegar a dañar la instalación eléctrica e incluso quemar la computadora.

El acumulador puede estabilizar el voltaje del sistema de carga mientras se encuentra funcionando con normalidad generando voltajes momentáneos muy elevados en el sistema eléctrico, y es capaz de proporcionar energía en caso de que se presente un fallo en el alternador.

> Te puede interesar leer ¿Cómo funcionan los alternadores de tu coche?

Antes de comprar un nuevo acumulador considera lo siguiente:

  • Deben ser equivalentes o sobrepasar la capacidad de la batería original.
  • Debe tener el mismo voltaje y polaridad del original.
  • Las dimensiones deben coincidir con el área dispuesta dentro del motor y que sea compatible con el sujetador del mismo.
  • El nuevo acumulador debe tener el mismo tamaño que el equipo original.

Para cotizar tu acumulador en Ancona, proporciona el modelo y año de tu coche.

Ancona, refaccionaria ubicada en la Península de Yucatán

promociones ancona autopartes