El aceite del coche es esencial para que el motor funcione adecuadamente, esto es porque realiza 3 funciones clave en el proceso de combustión:

  • Reduce el rozamiento entre las piezas móviles.
  • Previene la corrosión.
  • Lleva a cabo la refrigeración.

El correcto mantenimiento del aceite del motor es una tarea básica para poder alargar la vida útil de un coche.

La gente suele alargar las revisiones lo más posible o, simplemente, recurre a amigos para que realicen las tareas más básicas, esto suele creerse como un ahorro pero podría representar un grave peligro para tu coche si no es realizado por expertos.

Por lo regular todos los coches tienen un símbolo en su tablero que les suele indicar cuando el nivel de aceite se encuentra al mínimo, pero para tener una mayor seguridad es mejor revisarlo manualmente.

La revisión del aceite se realiza de modo visual cada 3.000 kilómetros recorridos, se debe utilizar una varilla de medición (su color suele ser amarilla o blanca), teniendo el motor frío, para poder observar si el nivel del aceite supera el mínimo necesario (antes de usarla límpiala para tener una mejor lectura).

Con esto es más fácil detectar cualquier posible pérdida de aceite o la necesidad de rellenar el filtro, la varilla tiene dos marcas para indicar el nivel aceptable de aceite, y el nivel correcto debe encontrarse entre ambas marcas.

Además de tomar en cuenta el nivel del aceite también fíjate del color ya que puede presentar 3 tonalidades:

  • Aceite dorado, el aceite está limpio y se puede seguir usando.
  • Aceite marrón, el aceite aún está en buen estado pero debería cambiarse pronto.
  • Aceite negro, debes cambiarlo inmediatamente, además tendrá un olor a quemado.

Debes tener cuidado al momento de rellenar el aceite, recuerda siempre hacerlo con el mismo tipo de aceite con el cuál lo llenaste la última vez, de esta manera evitarás posibles alteraciones en las propiedades del aceite y no disminuirás su efectividad.

Un aceite en mal estado puede generar serias consecuencias en el motor, dañando piezas que requieran de cambiar todo el motor en conjunto, de ahí la importancia de realizar un cambio de aceite de manera regular para poder mantener el funcionamiento del motor en óptimas condiciones.

Recuerda que al realizar el cambio de aceite también es importante que sustituyas el filtro, esto evitará que las partículas retenidas ensucien el nuevo lubricante.

Los aceites de motor se clasifican en:

  • Aceites minerales tienen una duración de 5.000 kilómetros.
  • Aceites semi-sintéticos tienen una duración de 10.000 kilómetros.
  • Aceites sintéticos tienen una duración de 15.000 kilómetros.

No alargues los plazos de cambio de aceite que estén establecidos por el fabricante según el modelo y tipo de aceite, ya que podrías perjudicar gravemente el motor. Verifica qué aceite es el que le corresponde a tu coche en tu manual, y comprueba las recomendaciones del fabricante para saber con mayor precisión cuál es el uso máximo que tolera tu tipo de aceite.

Es importante realizar un cambio de aceite de forma anual, sin tomar en cuenta de forma estricta las cifras que indican las especificaciones de los fabricantes.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México