El uso constante del celular en una persona va aumentando cada día que incluso se empieza a volver imprescindible para realizar todas las actividades normales, entre ellas está manejar.

Ya se considera algo normal que en el transcurso del día se reciban llamadas o mensajes, tanto de la familia y amigos, y también llamadas por cuestiones de trabajo, pero aunque existen emergencias con llamadas de gran importancia es necesario considerar sí es un buen momento para contestar o no, y definitivamente cuando se está conduciendo no lo es.

Asumir un rol responsable y postergar el uso del móvil hasta estacionar o llegar a tu destino hace la diferencia

Se ha comprobado que la capacidad de manejar se pierde cuando se utiliza el celular, incluso con manos libres, pues la concentración deja de estar en las vías de tránsito y pasa a leer el mensaje o escuchar a otra persona.

Por esa razón hemos recopilado algunos datos que muestran los riesgos que se presentan cuando se maneja usando el celular:

Manejar y usar el teléfono celular ya es la primera causa de muerte accidental vehicular en México 

Conducir y usar el celular ocupa el lugar número 9 en todo el mundo, dentro de las causas de la muerte, revela la OMS

Usar el celular mientras manejas aumenta 40% la posibilidad de tener un accidente

Una persona que se distrae con el celular mientras conduce, pierde contacto con el camino en promedio 5 segundos cada vez

Otros informes aportan que “tras minuto y medio de hablar por el celular incluso usando el manos libres el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar”.

Además, la Cámara de Diputados acordó que se castigará con entre uno y tres años de prisión al conductor que cause accidentes mientras utiliza algún equipo de radio comunicación, como pueden ser los celulares.

Recuerda que no sólo estás poniendo tu vida en peligro, si no la de terceros. Sí es una llamada de emergencia lo mejor es buscar un lugar para estacionar y contestar.

Ancona, refaccionaria especializada en el sureste de México